En Suelo Español

       Llegué al aeropuerto de Barajas en Madrid. Sinceramente nunca me enloqueció conocer España, pero ahí estaba (voy a anticipar que fue una de las experiencias más lindas que tuve). Un poco antes de tiempo en realidad, ya que según lo que había planeado, después de Inglaterra se suponía que iba a Budapest, Hungría y Praga en República Checa. Por cuestiones monetarias tuve que adelantar mi viaje a España y asegurarme que iba a estar cerca para tomarme mi vuelo de vuelta a casa.

       Mi amiga Sofi de Argentina me estaba esperando, tengo que agradecerle a ella también por haberme animado a emprender todo mi viaje, empezando por salirme de casa apenas cumplidos mis 18 para ir a vivir a Estados Unidos.

      Esa misma noche estaba mudando algunas cosas de su piso de la ciudad hacia La Granja de San Ildefonso en Segovia, donde vive su mamá. Unos amigos de ella nos dieron un ride hasta allá en su auto y finalmente llegamos a destino.

En Suelo Español

       La Granja es un pueblo muy chico, tiene unos 5000 habitantes, todos se conocen entre sí y creo que hay más bares que gente! jaja. Si hay algo en lo que estamos equivocados es en decir que a los argentinos nos gusta salir y tomar más que a cualquiera… error.. los españoles primero. Al menos desde mi experiencia, para ellos un lunes no es “muy lunes”.

Durante unos días no hice más que conocer un poco alrededor, fuimos al Palacio Real y los Jardines de San Ildefonso, salíamos a tomar algo en la noche, etc. Cada tanto nos íbamos a Segovia (a 15 minutos) y a Madrid.

En Suelo Español
En Suelo Español

       La mamá de Sofi trabajaba en un restaurante llamado Hay Motivo, y es ahí como enganché un laburo y comida. Una semana después de haber llegado, habían despedido a dos chicas; así que con Sofía “llenamos” esas vacantes. Ella atendiendo al público y yo ayudante de cocina entre otras cosas como ser limpieza de los baños y demás. En mi vida cociné, no sé si alguna vez había pelado una papa hasta ese momento y ni hablar de lavar baños. En la vida hay siempre una primera vez para todo.

742f1-5532_149329794605_4565133_n

      Todavía me quedaba más de un mes en Europa y la verdad era que casi no tenía un “duro” como dicen allá. En el bar desayunaba, almorzaba, había veces que merendaba y sin dudas cenaba. Por empezar, el “curro” como le dicen al trabajo, era sólo por un fin de semana y ganamos un “poquito bastante” que como buenas kamikazes los gastamos en dos billetes de avión…

                                            nos esperaba IBIZA baby!!!!!!!!!!!!

Share this post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Tags:

Categorías

$25 aud de regalo con mi código de descuento!

Obtené $25 aud en tu primera reserva

Encontrá la mejor oferta de vuelos con Skyscanner

Libros con envíos gratuitos a todo el mundo! (Incluído Argentina!)