En un mediodía de muuucho calor, viajamos con Ger y nuestra amiga inglesa, por solo unos pocos reales desde Recife hacia Porto de Galinhas. Parecía que estábamos en un ambiente desértico, el sol pegando fuerte en la frente y con las mochilas a cuestas mientras esperábamos subir al bus. Los coles no se encontraba en una terminal sino en una calle cualquiera. No podíamos despachar las mochilas por ende las tuvimos que llevar con nosotros arriba, al principio parecía que no iba a ser una carga porque no estaba subiendo mucha gente… pero en un abrir y cerrar de ojos el bus, que encima carecía de aire acondicionado, estaba tan LLENO que mucha gente tuvo que viajar parada. Mientras esperábamos a salir un gran grupo de personas nos vendían bebidas frías desde las ventanillas, se desesperaban por vendernos algo. Algunos pasajeros fueron bajando a lo largo del camino también otros fueron subiendo por lo que tuve que viajar con mis piernas apretujadas por llevar la mochila encima mio las 3 horas y pico de viaje.

Después de viajar como gallinas 😉 finalmente arribamos a Porto de Galinhas, no teníamos hostel reservado así que empezó la búsqueda. Nos tomamos un taxi porque en teoría el que teníamos visto nos quedaba “lejos”. El taxista se equivocó y pensó que íbamos a un hotel, cuando íbamos entrando con el auto a la zona de 5 estrellas nadie entendía nada jajj, estábamos todos sucios y con las mochilas… me imaginaba haciendo el check in ahí! jaj

Nos terminó llevando a la dirección que le habíamos dicho, no sé si se había hecho el tonto o qué.. igual no nos cobró todo el viaje hasta el hotel porque fue equivocación suya. La cuestión es que el hostel que teníamos en vista no tenía disponibilidad así que le preguntamos si tenía otro lugar para recomendarnos. Terminamos como en una posada donde nos hicieron precio por una sola habitación para los tres.

Nos acomodamos y fuimos a aprovechar un poco la playa en lo que quedaba del día. Me enamoré del lugar, otra especie de aldea ambientada con gallinas jaja, desde ciertos carteles en el lugar hasta las cabinas telefónicas, muy copado. En la noche fuimos a comer y tomar algo a un bar, el centro estaba bastante concurrido, caminamos un poco y volvimos a dormir porque a la mañana siguiente teníamos pensado pasar el día entero en la playa.

 Porto de Galinhas

Nos tocó un día excelente, soleado, temperatura justa y tengo que admitir que desde todo el viaje en brasil era la primera vez que me relajaba de esa manera en el agua. Era realmente una piscina natural, aguas sin tanto oleaje y transparentes, pescecitos de colores y por supuesto cálida. Si alguien me pregunta cuál es la mejor playa de brasil de las que yo estuve, no tengo dudas que esta es la primera que se me viene a la mente.

Porto de Galinhas1

Al finalizar la tarde teníamos que volver por nuestras cosas a la posada, bañarnos (acá viene la anécdota) y tomarnos el bus de vuelta a Recife porque en la noche teníamos otro bus para llegar a Salvador, Bahía. El dueño del lugar donde nos hospedábamos nos dijo que no habría problema en que dejemos las cosas en un locker y pegarnos una ducha si la necesitábamos, por supuesto llegamos por nuestras cosas y le preguntamos en qué baño nos podíamos asear… no había baño alguno… era la ducha de afuera de la posada. Nos causó tanta gracia el hecho de haber pensado que nos iba a facilitar un baño, que nos terminamos sacando unas fotos para recordar ese momento jaj.

Porto de Galinhas2

Entre corridas nos fuimos a tomar el bus, no pudimos subirnos al que ya se iba porque estaba muy lleno. Nos subimos al siguiente pero sabiendo que estábamos muy jugados para llegar a horario a la terminal y viajar a Salvador. Nuevamente viajamos como gallinas o esta vez peor, pero ya estábamos curtidos jaja. Llegamos otra vez exaltados para comprar nuestro boleto, no hubo caso, el colectivo ya se había ido y no salían hasta el día siguiente. Después de recorrer ventanillas por ventanillas buscando la solución conseguimos comprar pasajes para ir hasta Aracaju donde combinábamos con otro que nos llevaba directo a Salvador pero ese no salía hasta las 11:15pm por lo que estuvimos un largo rato esperando.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Llegamos al día siguiente alrededor de las 2:30 pm a Aracaju y emprendimos viaje al finnn a Salvador, Bahia!!! 🙂